© G45, 2017

Siempre el todo fue más que la suma de las partes

La industria del vino no podía ser la excepción y ahora son pequeños productores los que consolidan su esfuerzo: llega G45 (@Grupo_45).

Unirse con un fin común, más allá de las individualidades, siempre ha dado resultados superadores de los que cada uno podría obtener en forma particular. Desde Aristóteles, que incluyó el postulado en su libro de Metafísica, hasta la sinergia analizada por la ingeniería de sistemas, lo de la “unión hace la fuerza” siempre ha sido demostrado y puesto en práctica.

Este blog no estuvo ajeno a dicha consigna y el año pasado la hizo propia junto a otros 17 blogueros, al presentar en sociedad los Argentina Wine Bloggers (@ArgWineBloggers), un grupo de entusiastas del mundo del vino que se unieron para poder “comunicar en forma coordinada e independiente distintas acciones con el fin de promover la industria del vino argentino y aportar a su desarrollo” (argentinawb.com.ar).

Por otro lado, los que tuvimos el privilegio de presenciar aquella tarde-noche del 6 de mayo la génesis de PIPA (Productores Independientes de Paraje Altamira, @Paraje_Altamira), no fuimos sorprendidos por lo que generó su lanzamiento en Buenos Aires menos de 2 meses después. Hacia fines de junio, 11 productores (en la actualidad ya suman 12 los integrantes) mostraban a prensa, vinotecas, distribuidores y público en general, algo más de 30 etiquetas que bastaban para confirmar que lo de la IG Paraje Altamira era un tema serio y que estaban dispuestos a llevar su bandera allí donde fuera necesario.

Es así que puede leerse en su sitio web:

“Entendemos el vino como el producto de un lugar y de una historia que merece ser contada. Cada botella representa el balance entre un ecosistema y una interpretación personal.
La idea de PIPA es valorizar Paraje Altamira desde el punto de vista de varias individualidades pero colectivamente, es así como empezamos a forjar la identidad de nuestro terruño.”

De Chacras de Coria para todo el país…

Y cuando el 2016 estaba a punto de perder la última hoja del almanaque, en el seno de un grupo de elaboradores de vino, surgió la inquietud de coordinar esfuerzos entre pequeños productores y bodegueros de Patagonia y Mendoza, con el fin de poner en marcha un movimiento que abarcara a todo el país: G45.

“Pequeños productores de vino del país se juntaron en Chacras de Coria para fundar un espacio desde donde crecer y que puedan consolidarse sus vinos logrados a través de maravillosas historias.”

Los orígenes

El origen del G45 tiene como punta del ovillo las largas charlas entre pequeños productores, bodegueros, enólogos, vinotequeros, restauranters y sommeliers, que durante todo el año habían debatido sobre la necesidad imperiosa de generar una convención sin membresías con el sólo fin de lograr más solidez frente al poco oxigeno que dejan muchas veces las grandes bodegas, por ende a los pequeños les cuesta mucho insertarse teniendo un vino de calidad increíble y hecho con mucha pasión y esfuerzo.

Mi Lado V conversó con Nicolás Visne (@Nicovisne), Coordinador General del G45:
MLV: ¿Crees que la coyuntura y el contexto socio económico mostrará más movimientos como PIPA o G45?
NV: No conozco en profundidad el proyecto PIPA, si puedo asegurar que el G45 integra productores de todo el país. El contexto socio económico muchas veces lo que hace es golpear a los más pequeños y cuando a los pequeños se les hace cuesta arriba no queda otra que juntarse con personas y proyectos que tengan la misma naturaleza para poder entre todos salir adelante.

El G45 es un rejunte de historias que tienen al vino como protagonista, con la necesidad de compartir experiencias y poder mirarse a los ojos. Una conjunción perfecta entre humanidad, biología, cultura y viñedo.

Los primeros pasos

Así fue que el 18 de diciembre, 16 bodegas (representadas por productores y etiquetas) se reunieron en Chacras de Coria, en la primera convención del grupo, con la idea de crecer respetando principios claros de lo que significa producir a esa escala de tamaño y de esfuerzos.

© G45, 2017

Provenientes de diferentes puntos y regiones del país como Córdoba, Neuquén, Mendoza y Rio Negro, este primer puntapié permitió degustar 16 bodegas diferentes donde se elaboran pequeñas producciones de vino: Bodega Chacra, Noemía, Finca Blousson, Familia Miras, El Búho, Carmelo Patti, Luna Austral, Escala Humana Wines, Viarago, Desde La Torre, Del Río Elorza, Videla Dorna, J. Sgrablich, Clos de Chacras, Bonfanti y Hacienda Del Plata.

MLV: ¿Tienen pensado hacer alguna presentación, feria o lanzamiento en Buenos Aires o en otras locaciones del país?
NV: Totalmente. La idea es poder generar acciones en diferentes sitios y regiones. La idea de ser itinerante es uno de los principales conceptos del G45.

Algunos productores de diferentes lugares se hicieron presentes, como Mario Toso, de Bodega Luna Austral (Mendoza), Ernesto Catena de Bodega El Búho (Mendoza), Nicolás Jascalevich de Bodega El Noble de San Javier (Córdoba) , Rosario y Juan Pablo González de Bodega Hacienda Del Plata (Mendoza), German Masera de Escala Humana Wines (Mendoza) y Nicolás y Garu De La Torre de Bodega Desde La Torre (Neuquén), además de estar presentes con sus etiquetas las bodegas antes mencionadas.

La degustación llevada a cabo por este grupo de representantes, dio como resultado un ranking. Para ello se utilizó la aplicación Pyramidia (un sistema democrático y fácil de usar que califica a los vinos en una pirámide compartiendo puestos equitativos en los resultados finales, @getpyramidia), donde cada evaluador posicionó las muestras basándose en la propia experiencia, in situ y alejada de puntajes externos y calificaciones ajenas.

Este ranking no tuvo como objetivo último premiar o puntuar a ninguna de las etiquetas, sino que estableció un “directorio” conformado por aquellos productores rankeados dentro del top 10.

MLV: ¿Qué funciones cumplirá el Directorio y cada cuánto tiempo será renovado?
NV: La función del directorio será evaluar las nuevas altas en el G45. Principalmente si se cumple con los requisitos fundamentales que son elaborar hasta 100 mil litros y mantener una estructura de comercialización acorde al tamaño del proyecto. Muchas bodegas grandes presentan proyectos satélites que por más pequeños que sean, utilizan esas mismas y enormes estructuras de comercialización y los pequeños pueden estar en desventaja. No es contra las grandes la idea del G45, sino a favor de los pequeños productores. La idea es que el directorio sea renovado cada un año aproximadamente.
MLV: ¿Se utilizará la misma mecánica en cada elección?
NV: Sí. Pretendemos que sea el vino el que hable.

El top 10:
  1. Barda — Pinot Noir (Bodega Chacra), Mainqué, Rio Negro
  2. Miras Joven — Trousseau (Bodega Familia Miras), Fernández Oro, Río Negro
  3. Trashumante — Malbec (Bodega Desde La Torre), Chos Malal, Neuquén
  4. Viarago — Malbec (Bodega Viarago), Córdoba
  5. L´Orange — Chardonnay, Chenin (Bodega El Búho), Vista Flores, Mendoza
  6. Sintonía — Malbec (Bodega Luna Austral), Valle De Uco, Mendoza
  7. Ereditá — Cabernet Sauvignon (Bodega Clos De Chacras), Chacras De Coria, Mendoza
  8. Carmelo Patti (Bodega Carmelo Patti), Luján De Cuyo, Mendoza
  9. Livvera — Malvassia (Bodega Escala Humana Wines), Valle De Uco, Mendoza
  10. Verum — Pinot Noir (Bodega Del Río Elorza), Fernández Oro, Río Negro
© G45, 2017

Si bien este fue el resultado final, los organizadores destacan la enorme calidad de todas las producciones, así como la de otras bodegas que quedaron afuera por tiempos, transporte y agendas.


Las reglas de juego

El G45 no tiene un reglamento, no hay reglas escritas. Solamente dos premisas a partir de la conformación del directorio y que rigen su conformación y funcionamiento:

  • Se aceptarán si el directorio así lo decide nuevos productores que elaboren hasta 100 mil litros de vino, siempre reflejando lo pequeño.
  • Por otro lado el concepto de la comercialización sigue siendo independiente de cada uno. No se aceptarán bodegas que utilicen estructuras industriales de comercialización y marketing. Este grupo persigue todo lo contrario.

Para facilitar el trabajo regional y la toma de decisiones, se estructurará y coordinará el funcionamiento del grupo a través de nodos y regiones del país en simultáneo.

MLV: ¿Qué tipo de acciones tienen pensadas realizar fronteras afuera?
NV: La idea es focalizar en movimientos similares al G45. Intercambiar experiencias y sumar conocimientos. Hay muy buenos movimientos en el exterior que han comenzado muy de abajo y despacio y han logrado posicionarse muy bien, sobre todo llevando una serie de producciones a lugares donde antes era impensado.

Por supuesto, estas son las bases, pero el grupo está abierto e invita a todas aquellas bodegas que representen el espíritu del G45 a formar parte del mismo.

G45, otra unión que tiene como objetivo favorecer el crecimiento y la comunicación del vino argentino. ¡Muchos éxitos en la tarea y muchas gracias, Nico, por tu tiempo y respuestas! ¡Cheers!

Más info en FB: G45

¡Disfruten…! ¡Cheers!

Por: Diego Migliaro — @dmigliaro

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.